Dos generaciones unidas por el vínculo más fuerte que pueda existir. Carmen Conesa,  y Claudia Martínez, (editora de la revista Shopper Magazine) madre e hija, posan ante el objetivo de la cámara, que es testigo de la complicidad plasmada en esta entrevista.

GFX.: ¿Qué tiene Claudia de Carmen, y en que se ve reflejada Carmen, en Claudia?

Carmen:  El reflejo que veo, es la forma de vivir y de llevar a cabo sus proyectos. Yo a su edad tenía otras circunstancias, con responsabilidades familiares que me impedían llevar a cabo muchos de mis sueños, y Claudia está en el camino de lograr y vivir lo que la vida le ofrece, no sin muchísimo esfuerzo, pero conseguirá todo lo que se proponga. En cierta manera vive el estilo de vida que hubiéramos querido los de nuestra generación.

Clau: Mi madre es el motor de mi vida. Cuando hago algún proyecto en mi vida, sea de la indóle que sea, siempre pienso si ella se sentiría orgullosa de mi decisión. El mayor reflejo es cuando miro a mi madre y sé que pensaría en cada momento, y me siento bien pensando que ella en mi lugar habría hecho lo mismo.

GF.: Carmen, ¿qué eres antes, madre o amiga de Claudia?.

#generacionfenixclauycarmen2

Carmen: Soy ante todo su madre, por ende, a veces  amiga, confidente, apoyo… Le doy mi punto de vista sobre cuestiones, si me lo pide. Creo que la palabra madre lo abarca todo.

GFX.: Claudia, editora de una revista, y sin cumplir la treintena ¿de donde te viene esta actitud tan emprendedora?

Clau. : Creo que viene de mi naturaleza inquieta, y de las ganas de hacer cosas y no parar en ningún momento. Esta generación pérdida de los 30 que debe luchar y generar su propio trabajo ha hecho desarrollar en mí cualidades para poder vivir como me gusta. Mis padres siempre me han apoyado y me han educado para ganarme lo que necesito. Eso ha hecho de mi una persona creadora y emprendedora.

GFX.: Carmen, ¿qué cualidades destacarías en Claudia?

Carmen: Independencia, tenacidad, tesón (un fracaso no la detiene), naturalidad, honestidad, sencillez, discreción, humildad, empatía,  prudencia, terquedad (que aunque pueda ser  una cualidad negativa, con las dosis adecuadas de practicidad, que tan bien sabe administrar, no lo es en su caso); y algunas más, pero no está bien que las mencione todas yo, que soy su madre (risas).

GFX.: Y tú Claudia, ¿qué cualidad admiras en Carmen, por encima de otras?

Clau:  Su creatividad y su forma libre de pensar las cosas. Mi madre vivió en otra época, si hubiera vivido en la mía, creo que sería mucho más inquieta que yo. Tiene un talento innato para muchas cosas y eso la hace diferente. Siempre me gustó tener una madre diferente.

GFX.: ¿Que creéis que os une y os diferencia de vuestras dos generaciones?.

Carmen: Nos une el arraigo  a la familia, el cariño, el respeto, la complicidad… La diferencia la percibo en la excesiva individualidad de la siguiente generación.

GFX.: Claudia, ahí va una pregunta un tanto compleja, pero como buena periodista sabrás capearla. ¿Cómo quisieras verte dentro de 15 años?.

#generacionfenixclau
Clau.:  Soy una persona muy independiente, pero creo que tengo lo más importante en la vida, una familia increible. Me quieren y me apoyan. Solo quiero en 15 años estar con ellos reunidos en la misma mesa y poder disfrutar de su compañía.

GFX.: Claudia, ¿cuál es la frase que más repite Carmen?, y ¿viceversa?.

Carmen.: No sabría decir, pero últimamente, los sábados: “Estoy agotada… tengo que descansar”.

Clau.: Siempre me llama para ver lo que hago y para darme mucho ánimo. Y lo que más me pregunta como todas las madres “¿qué has comido hoy?”

GFX.: Claudia, ¿una palabra que defina a tu madre?

Clau.: Diferente.

GFX.: Carmen, ¿una palabra que defina a tu hija?

Carmen: Perseverante.

GFX.

Fotografía: Silvana L.M.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone