Networking, una palabra cada vez más usada y presente dentro del vocabulario del buen emprendedor. Pero ¿qué es y para que sirve el networking? y sobre todo, ¿cuales son las claves para que sea realmente eficaz?

La etimología de la palabra NETWORKING nos dice que comenzó a utilizarse con el sentido de interconectar grupos de gente. Lo sorprendente, es que ya empezó a usarse, según el periodista e historiador Douglas Harper, fundador del OnlineEtymology Dictionary, en 1947. En español, podríamos traducir este vocablo de origen sajón como «redeando», pero más adecuado sería interpretarlo como gestión de la red de contactos.

Lo cierto es que el networking se ha convertido en algo esencial en la vida profesional de cualquier emprendedor. Es una de las formas más directas de vender tu idea, hacer contactos y promocionar tu negocio.

Pero para realmente aprovechar un evento de networking no basta con llegar y entregar tu tarjeta. Aunque no vamos a inventar la formula mágica del éxito, esta guía te podrá ayudar un poco para el siguiente evento de estas características al que asistas.

 Shaherose Charania, CEO y Fundadora de Women 2.0, señaló “Debes llegar con la idea de conocer a alguien; preguntarle no sólo cómo está sino quién es y comenzar la conversación con la idea de dar y recibir; es decir, debes aportarle a la otra persona algún consejo, algún conocimiento o algún enfoque para que sea de la misma forma hacia ti”.

NETWORKING2

10 consejos para aprovechar un Networking:

  • ¡No olvides tus tarjetas! es más, nunca son suficientes. No escatimes con su diseño, es tu primera carta de presentación.
  • Demuestra interés por lo que te cuenta tu interlocutor, es la mejor manera de generar un clima de confianza.
  • En tan solo 10 segundos tienes que causar buena impresión, así que mejor que llevar un discurso repetido y preparado, adáptate a las diferentes personalidades de las personas que tienes enfrente. Saber quienes son, y a que se dedican, te facilitará las pautas de la conversación. Naturalidad, por supuesto, pero recuerda que tu «elevator pitch» además de ser flexible, tiene que resultar profesional.
  • Algo que está muy mal visto, pero en un networking y en cualquier sitio, es hablar mal de otros emprendedores, y peor aún si son tu competencia, no hay forma de causar mas mala impresión.
  • Mira a los ojos de frente, y sonríe. El lenguaje corporal dice mucho de lo que realmente quieres expresar. Cuida tus gestos y posturas.
  • No te guíes por la primera impresión de tu interlocutor, o por tus propios perjuicios. Muchas veces quien menos te esperas es quien puede tenderte una mano para tu negocio.
  • Escucha con atención lo que te cuentan. Escuchar no es oír, o estar repasando mentalmente tu propio discurso.
  • ¡Planifica!. Antes de acudir, recaba información del evento, de las personas que acudirán al mismo, e investiga un poco sobre ellas para luego poder conversar mejor.
  • No comiences la conversación hablando de tú proyecto, puedes iniciar conversaciones sobre cuestiones distintas a parte de negocios. Es una buena forma de romper el hielo.
  • Recuerda que la constancia es fundamental. Nadie te va a comprar, ni va a invertir en ti en un primer contacto. El networking es un primer acercamiento de tu persona, idea o negocio. Si vas dispuesto a hacer negocio ese mismo día, quizá no sea el sitio más adecuado.
  • Y sobre todo…, se tú mismo. Transmite autenticidad en cada parcela de tu vida y ganarás en credibilidad en todas ellas.

GFX

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone