Seguro que en más de una ocasión habréis oído, o quizá habréis mencionado, el dicho popular de «Domingo de Ramos, quien no estrena no tiene manos» y más de uno, empujado por esta tradición ancestral y familiar, habrá estrenado, por lo menos, la ropa interior.

¿De donde proviene este dicho?

El  Domingo de Ramos se considera el día más alegre de la Semana Santa, donde litúrgicamente se conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, a lomos de un burro.

Por otro lado coinciden la Semana Santa con el final del invierno y el principio de la primavera, lo cual ha dado lugar a que por toda España se haya tradicionalizado el realizar procesiones que celebren este día desde hace cientos de años y antiguamente, aunque no en fechas muy lejanas, se consideraba una fecha fecha especial en la que cada uno aprovechaba para lucir sus mejores galas, e incluso, estrenar ropa de la nueva temporada. Costumbre que algunas familias, hoy en día, siguen manteniendo.

Ester domingo, además, marca el fin de la Cuaresma, una etapa de ayuno y abstinencia que comenzó el Miércoles de Ceniza, dando inicio, a su vez, a La Pascua, lo que conocemos como Semana Santa.

El refrán tan popular que se ha mantenido hasta nuestros días, trae su significado de que quien no tenía manos, en el sentido de no tener trabajo y además no saber coser, era considerado pobre para poder estrenar.

No hay una fecha fija para celebrar el Domingo de Ramos, dependerá cada año, del calendario de la Semana Santa, que a su vez, se establece a partir del primer plenilunio posterior al 20 de marzo.

Así que, para ser fieles a la tradición, salgamos a la calle dispuestos a estrenar algo, aunque sea una sonrisa.

GFX 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone