El canadiense Atom Egoyan, pisa por primera vez las pantallas, con capital americano con CONDENADOS, y el estropicio es variopinto, pasen y vean, convertir en comercial lo independiente, nunca fue plato ni de mi gusto , ni de muchísima gente.

En los anales de las secuelas, EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS es a ‘El origen del planeta de los simios‘ lo que fue ‘El imperio contraataca‘ a ‘La guerra de las galaxias‘: es mucho mejor.

La francesa, LA CHICA DEL 14 DE JULIO, Premios César: 2 nominaciones: mejor ópera prima y mejor actor revelación. Una película irreverente e inventiva. Supone un regreso a la nueva ola de Godard y Rozier. Juega con las crisis económica y la santidad  gala de las vacaciones de verano, la película hará cosquillas en el hueso de la risa de la izquierda política francesa, pero tiene demasiados guiños locales como para funcionar fuera.

CORAZON DE LEON .Ivana Cornejo es una exitosa abogada. Desde hace 3 años está divorciada de Diego Visón, también abogado y socio del bufete que ambos comparten. Tras la pérdida de su celular, Ivana recibe la llamada de alguien que lo encontró, con intenciones de devolvérselo. Es León Godoy, un arquitecto de gran renombre con una personalidad arrolladora: simpático, galante, carismático… y también divorciado.  Marcos Carnevale presenta una obra con un trasfondo increíble, digno de entusiasmo del espectador critico, tiene obra, tiene jugo, tiene molla de buen cine, un producto que ha tardado en llegar a nuestras pantallas, pero sin duda merecedor de una puerta grande.

Y por último la francesa EL VOLCAN, Cuenta las desventuras de una pareja de divorciados que se verá obligada a lidiar con su odio mutuo después de que la erupción del volcán islandés Eyjafjallojökull los obligue a desviarse juntos a Grecia para llegar a tiempo al matrimonio de su hija, producto sin duda menor y no de la calidad que viene teniendo el cine de nuestro vecino actualmente.

Y si quieren dejar volar la imaginación la segunda parte de la divertida AVIONES, llega al rescate… A por ellos y a volar, donde no haga tanto bochorno.

Por Karlos

Por Karlos

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone