Antonio Garrido es un sevillano, hijo de periodista, cuya trayectoria artística comenzó a mediados de los 90 en televisión, ya entonces realizando sus primeros papeles como actor, y compaginando esta actividad con su faceta de presentador.

Le hemos podido ver en infinidad de obras y series de televisión, entre ellas, «La Chica de Ayer», «Los Protegidos» o recientemente en «Amar es para siempre», así como presentando programas de gran audiencia como «Identity» o «¿Quién quiere ser millonario?». Pero en la actualidad, le encontraremos subido a un escenario, interpretando junto a Antonio Hortelano y Gabino Diego, la obra «Nuestras Mujeres», que hace poco fue representada, con todas las entradas vendidas, dentro de la programación de la 46º edición del Festival de Teatro, Música y Danza de San Javier, una obra dirigida por Gabriel Olivares, original de Eric Assous, en la cual, tres viejos amigos quedan para jugar su partida de cartas habitual, y uno de ellos se retrasa inexplicablemente. Tiene una buena razón: ha asesinado a su mujer.

¿Cómo es tu personaje de Max en la obra?

Max es el eterno solterón, es miedoso en realidad, un poco neurótico, lleva demasiado tiempo viviendo sólo, y cuando escucha la noticia de que su amigo ha matado a su mujer, es el primero en decir que hay que llamar a la Policía, que es lo justo que debe hacer, pero no se sabe si lo hace porque realmente crea que es lo justo, o porque la verdad es que tiene miedo de algo.
Es un tipo, como todos los personajes de la obra, que aparenta una cosa, y luego descubrimos que es otra.

Después llegaréis a Madrid en Septiembre con «Nuestras Mujeres», ¿este bagaje previo es beneficioso?

Es importante, porque se ve cómo va la función y se va echando aceite a los engranajes. Afortunadamente en todos los sitios que hemos estado hasta ahora ha funcionado muy bien, y es complicado, porque el público no es igual en todos los sitios, Valencia es de una manera, Donosti es de otra, más que nada por el carácter de su gente. Pero llegar hoy a San Javier con todas las entradas vendidas, es un aliciente más para darlo todo en el escenario y para entrar con energías renovadas.

 antonio-garrido2

¿Te veremos en cine próximamente?

El 9 de Octubre estrenamos «La Playa de los Ahogados» con Carmelo Gómez, una película en la que yo tengo muchas esperanzas, primero porque nos lo pasamos muy bien haciéndola, después porque la novela está muy bien, y además yo creo que la película ha quedado genial. Ya veremos como va, teniendo en cuenta el cine cómo está.

¿Volverías a televisión?

No lo descarto, pero claro, no se puede torear en todas las plazas a la vez -risas-. Siempre hay proyectos y cosas, pero no siempre son las que más te apetecen hacer, ahí estamos poco a poco, y todo se andará.

¿Es beneficioso ser un rostro conocido de la pequeña pantalla a la hora de que te ofrezcan proyectos?

Hombre, yo puedo decir, que siempre he sido actor, pero desde que he estado más en televisión, hago más papeles protagonistas. Sin duda, aunque en primera instancia sea una ventaja, luego cada uno debe demostrar su valía sobre las tablas o frente a la cámara, ser un rostro conocido no garantiza al cien por cien el éxito de ningún proyecto.

antonio-garrido3

Y en cuanto a la eterna pregunta de ¿con qué te quedas, de entre todas las facetas artísticas?

Son cosas muy diferentes y es muy difícil elegir una. En el cine, pasas muchas horas de espera entre una secuencia y otra, y a veces, mantener un personaje o una escena interiorizando tanto tiempo es duro. En cuanto al teatro, es muy directo, inmediato, con el trabajo que ello supone también, pero sin duda es un arte que casi todos los actores adoramos, porque cuenta también con la cercanía del público, sus reacciones, sus aplausos, y eso no tiene precio. No podría elegir, todo tiene su encanto especial, y un actor lo disfruta.

El público al final es el mejor juez…

Sin duda, el público es algo que nosotros respetamos profundamente y el que se merece que demos lo mejor de nosotros cada día en el escenario, aunque a veces te deje alguna anécdota, como me ocurrió a mi interpretando a Yago, en Otelo, un personaje malo malísimo, y un día, desde un grupo de personas que vino a vernos, en la escena donde le dan muerte al personaje, escuché desde el patio de butacas a una señora gritando: -«Muérete ya, hombre, muérete ya» con un gracioso acento andaluz. Sin duda, son momentos que se quedan grabados, junto a otros muchos de muestras de cariño y admiración, tanto en persona como a través de las redes sociales.

Vanessa de Los Rios. Periodista especializada en Moda y tendencias

Vanessa de Los Rios. Periodista especializada en Moda y tendencias

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone