Jugar es parte de la vida. Desde pequeñitos nos damos cuenta que a través del juego aprendemos, crecemos y hasta nos divertimos. Cuando nos hacemos adultos nos damos cuenta que esas cosas que más nos gusta hacer, las conocimos jugando, pero en el camino muchos de nosotros vamos cambiando, dejamos de jugar y de divertirnos y nos dejamos llevar por los patrones establecidos. Pero cada vez hay más gente que vuelve a aprender jugando, con los llamados juguetitos para adultos.

Una vez que crecemos, nos hacemos responsables, personas productivas. los juegos van disminuyendo, no hay tiempo para nada, ni siquiera para jugar con nuestra pareja. Los hijos, el trabajo, la rutina; terminamos agotados. Pero nuestro cerebro no se rinde ante tal panorama, él quiere relajarse, divertirse, desprenderse de tanto estrés; así que utilizamos aquello que tenemos a mano, como el sexo, que está lleno de emociones, de explosión hormonal y como no, de juegos.  Ya sea en compañía, o sin ella, el sexo resulta divertido, relajante, una fuente inagotable de hormonas para la felicidad.

Cada vez son más comunes los llamados juguetes eróticos en relaciones sexuales de todo tipo. Hace mucho tiempo que dejó de ser la escapatoria, o la solución de parejas aburridas, o de personas insatisfechas. Ahora sabemos que forman parte de una sexualidad sana, y que nos proveen de inagotables posibilidades de fantasear con nuestra pareja.

Nuestro placer de jugar con lencería, cosmética y juguetes eróticos ha significado, por ejemplo, en cuanto a España se refiera, unos ingresos aproximados a 400 millones de Euros el año pasado. De modo que podemos dormir tranquilos, ya no somos los raros, ni los únicos, si tenemos algún juguetito erótico escondido estratégicamente en la mesilla de noche, en el baño o cualquier otro escondite alejados de las miradas indiscretas.

Si eres uno de esos nuevos raros que aún no tiene algún juguetito, en este artículo te ayudaré a simplificar la decisión; porque quizás no lo sepas, pero existen miles de opciones, y lógicamente, si no estás muy puesto, puede que no quedes totalmente satisfecho, y hablando de lo que hablamos, la satisfacción es vital, ¿no?

A la hora de elegir tu o vuestro juguete erótico, lo más importante es saber que es lo queremos conseguir con él, qué zonas queremos estimular. Quizá debas preguntarte:  ¿para quién es el juguete?, pueden ser para hombres, para mujeres, y claro está, para las diferentes preferencias sexuales. Dependiendo de esta respuesta, podremos definir ¿qué zona o zonas queremos estimular?.

Pero no podemos resumir la sexualidad sólo a las diferentes partes de nuestro cuerpo. La sexualidad es mucho más, forma parte de una experiencia sensorial completa, ¿qué clase de amantes seríamos si resumimos las relaciones sexuales sólo al coito?. El juego incluye estimular también los todos sentidos,  y para ello ayuda la ropa interior sensual, los aromas, las velas, los aceites o las cremas de masajes que tanto estimulan nuestro sentido olfativo y del tacto.

Pensando en esto, seguro que entiendes que resulta complicado generar una clasificación o listado que logre incluir toda la variedad de juguetes, lencería y cosmética erótica, te garantizo que en este tema hay mucha tela que cortar.

 juguetes-adultos2

¿Y si nos centramos en los juguetes para adultos?

Podremos escoger entre muchas opciones, ya que existen diferentes materiales que van desde el mismo cristal, jelly, acero, latex o silicona. Este último el más utilizado y recomendado por su versatilidad, y por ser inocuo para el cuerpo. Pero no queda todo en el material, también tendrás que elegir entre las distintas formas, colores, tamaños, marcas y calidades, pensar si para uso personal o con tu pareja. ¿Portátil?, ¿recargable, o a pilas?, ¿discreto o realista?… ¡y pare usted de contar!.

Pero no te preocupes, ¡no todo es caos y dudas!. Alguien me ha contado que en el sexshop online Lamaquinistax.com, cuentan con una estupenda personal sexshopper que te ayudara a salvar todas tus dudas y a tomar la mejor decisión.

Si aún te quedas con dudas, por mucha o por muy poca información, recuerda que tienes a tu disposición las reuniones de Tuppersex donde podrás mirar, oler, tocar y saborear una amplia gama de productos. Toda una experiencia divertida y educativa, tanto para chicas, como para parejas, en la que puedes resolver todas tus preguntas.

Si te a gustado el artículo, compártelo, y ya sabes…., estas autorizad@ para utilizarlo como indirecta a tu pareja para que te regale un juguetito y una noche de pasión, que entre tantos niños, trabajo y estrés, seguro va haciendo falta. Ah! y si tienes éxito…nos lo cuentas. Mientras tanto te espero en nuestro próximo viaje por los sentidos.

Juguetes-adultos3

la-maquinista

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone