Muere, a los 87 años, el autor de míticas frases como:”Hola, me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir”o “Como desees”, también ganador de dos Oscar por  “Todos los hombres del presidente” y “Dos hombres y un destino”.

William Goldman fue el autor del libro”La Princesa Prometida” en 1973, llevado a la gran pantalla en 1987 por el director Rob Reiner, convirtiéndose en una de las películas de culto de los años 80. ¿Quien no ha susurrado alguna vez “Como desees” emulando a Weasley?.

Guionista cinematográfico por excelencia, entre los guiones de William Goldman figuran películas como: “Todos los hombres del presidente“(1975), “Misery” (1990), “Maverick” (1994), “El indomable Will Hunting(1997) entre otros títulos muy conocidos. Sus dos últimas obras fueron “Aventuras de un guionista en Hollywood” y “Nuevas aventuras de un guionista en Hollywood”, en gran parte autobiográficas.

Con su particular estilo irónico sentenciaba a la industria del cine con una de sus frases lapidarias “Nadie sabe nada”.

Con un don especial para narrar historias increíbles, William Goldman nos ha dejado su legado entre el que se encuentra una de las películas favoritas de nuestra infancia, donde un atractivo Weasley-pirata Roberts, con sombrero y antifaz, robaba el corazón de la princesa prometida, y de paso el de todas nosotras.

El año pasado se cumplieron 30 años del estreno de la película en 1987. Un guión que tenía todo lo que tenía que tener para ser un éxito rotundo: una princesa, un caballero, un rey muy malo y como no, aquel Iñigo Montoya que se quedó clavado en nuestras mentes para siempre.

“Hola, me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir”.

La película no llegó a funcionar como se esperaba en taquilla, uno de los motivos fue que se estrenó el mismo día que la también mítica “Atracción fatal” con Michael Douglas y Glenn Close, pero fue con el vídeo VHS cuando alcanzó el estrellato, llegándose a convertir en una película de culto. ¿Cuantas veces la llegasteis a alquilar?.

La historia comenzaba con un abuelo (Peter Falk) que visitaba a su nieto enfermo y comenzaba a narrarle un cuento en el que una bella joven que vivía en una granja, esperaba el regreso de su amado, un joven que marchó a hacer fortuna para poder casarse con ella.

La película mezclaba diferentes géneros: humor, aventura, fantasía y nos hacía soñar con el amor verdadero.

Hoy la recordamos una vez más, y volvemos a repetir aquella frase… “Como desees”.

Aquí os dejamos algunas de las frases y diálogos más míticos de “La Princesa Prometida”.

“-¿Porque no me has esperado?

-Porque habías muerto.

-La muerte no detiene al amor; lo único que puede hacer es demorarlo.

-Nunca volveré a dudar.

-Nunca tendrás la necesidad”.

The Princess Bride (1987) A fairy tale about a beautiful girl who is to be married to a nasty prince, but who is in love with another

“- Ha dicho amor verdadero. No podríais pedir una causa mas noble.

– Sí hijo, el amor verdadero es lo mas grande del mundo. A excepción de los bocadillos de cordero lechuca y tomate, cuando el tomate esta maduro y el cordero esta en su punto, ¡Es tan sabroso! ¡Me encanta!”

“Somos hombres de acción. Mentir no sería propio de nosotros.”

“Hay pocos bustos perfectos en este mundo. Sería una lástima estropear el tuyo.”

“- ¿Tan sabio sois?
– Digamos que sí. Habéis oído hablar de ¿Platón? ¿de Aristóteles? ¿de Sócrates?
– Sí.
– Unos incultos.

“- La batalla de ingenio ha comenzado. Y acabará cuando escojais y bebamos. Sabremos quién ha acertado y quien ha muerto.
– Eso es muy fácil. Lo único que debo hacer es deducirlo por lo que se de vos. Si sois la clase de hombre que vertería el veneno en su copa o en la de su enemigo.”

Y como no ….

GFX

Silvana L Merino

Silvana L M

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone