En la tercera y última parte de «La Industria Alimentaria a examen» he querido reservar los productos que aprueban con muy buena nota. Son productos de sabor muy parecido al de sus homólogos, pero sin embargo el valor calórico está modificado a la baja para ayudarnos a, sin perder el buen sabor de las cosas buenas, llevar un control de nuestra ingesta calórica y el beneficio que eso comporta.

Es el claro ejemplo de que la «Industria Alimentaria» es algo más que Marketing para vender. También hay productos que cumplen muy bien la misión para la que se han desarrollado y nos ayudan a los dietistas a tener variedad de productos para aconsejar a nuestros clientes.

En primer lugar aparecen la mayoría de lácteos semidesnatados o desnatados. Éste tipo de productos son muy, pero que muy interesantes, todos en general. Yogures, leches, quesos para untar o quesos poco grasientos o frescos.

Los yogures desnatados nos aportan alrededor de 50Kcal por unidad, mientras que los enteros, azucarados u otros, por lo menos nos aportan el doble. También podemos encontrar quesos con un porcentaje graso inferior al 35% MG con una calidad organoléptica muy buena. En el apartado de quesos para untar tenemos por ejemplo PHILADELPHIA que en su versión «Original» aporta 280Kcal/100g, sin embargo en la versión «Light» nos aporta 178Kcal/100g. O sea que, con un sabor muy parecido ingerimos un 40% menos de calorías.

Queso Philadelphia "original" aprueba nuestro examen.

Queso Philadelphia “original” aprueba nuestro examen.

Es evidente que esos productos lácteos que nos tomamos a diario, si los tomamos en versión «light, disfrutaremos de un buen producto y ahorraremos muchas calorías al final del año.

En segundo lugar tenemos las conservas de frutas. En éste tipo de productos, tenemos las versiones dónde se les añade azúcar para su conservación, cómo mermeladas y almíbares, pero por el contrario, tenemos la versión sin azúcares añadidos que son de una calidad organoléptica muy buena y también nos ayudan a reducir nuestra ingesta calórica diaria. Por ejemplo tenemos la mermelada HERO que aporta 197Kcal/100g en la versión normal, pero con un sabor muy bueno y sin azúcar aporta 35Kcal/100g en su versión «light». Muy apta para el desayuno del día a día.

TERCERNIVEL_BODEGONMODAL_CLASIC

mermelada HERO que aporta 197Kcal/100g en la versión normal, pero con un sabor muy bueno y sin azúcar aporta 35Kcal/100g en su versión “light”

También tenemos la piña DEL MONTE en versión «almíbar» (84kcal/100g) o la versión «en su jugo» con 57Kcal/100g y una calidad organoléptica muy buena. En éste segundo formato es muy interesante. Aconsejo leer el artículo «La Piña, la reina de las dietas».

En último lugar tenemos las mayonesas, en éste caso no son productos que tengamos que comer muy a menudo, pero el mercado nos pone a su disposición versiones «light» de un gran sabor, para poder disfrutar de una buena mayonesa de vez en cuando. Es el caso de LIGERESA que nos aporta 41/Kcal por ración de 15g, que es menos de la mitad de lo que aporta la versión normal de HELLMANS (90kcal por ración de 5g).

ligeresa_mayonesa450x450_tcm126-311985

LIGERESA que nos aporta 41/Kcal por ración de 15g,

En estos productos que hemos presentado hoy, sí que tiene sentido la versión “light”, sobre todo si los usas a diario. No te fíes del Marketing y lee las etiquetas, comerás la mitad de calorías.

Joan Majó Merino Nutricionista

Joan Majó Merino
Nutricionista

Aquí puedes encontrar el último libro de Joan Majó Merino «LA RECETA DE LA SALUD»

La Industria Alimentaria a examen PRIMERA PARTE

L Industria Alimentaria a examen SEGUNDA PARTE

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone