Después de mucho hablar del tema en varios post, nuevas evidencias científicas aseguran que este punto como zona de excitación no existe. La ciencia es así, parte de la premisa que todo puede cambiar, y lo que hoy es una locura, mañana puede ser una práctica común, y al día siguiente convertirse nuevamente en algo incierto…, así que hoy nos planteamos La Inexistencia del «PUNTO G».

Los Investigadores Italianos Vincenzo y Giulia Puppo aseguran que «EL PUNTO G» es una de las mentiras mejor contadas a las mujeres que genera millones de millones de dólares, y que además llena de frustración a todas aquellas personas que no lo encuentran.

Otra de las cuestiones que más ha llamado la atención es que se refieren al clítoris como «el pene femenino». Ciertamente puede parecer incluso machista; pero ellos lo defienden como «el término anatómico correcto y simple para describir el cúmulo de tejido eréctil, que es el responsable del orgasmo femenino».

Los Puppo, refieren que el órgano sexual erógeno por excelencia es el clítoris, aseguran que los llamados orgasmos vaginales o producidos por la estimulación del «PUNTO G», no existen ya que la vagina no tiene ninguna relación anatómica con el clítoris.

También aseguran que esto del «PUNTO G» es una mentira bien extendida por los fabricantes de vibradores y las revistas femeninas ,que gracias a esto consiguen miles de millones de dólares, así también hacen referencia a la eyaculación femenina; que según los italianos es solo una secreción de unas glándulas que se pueden encontrar en el extremo inferior de la uretra, y que es conocida como la próstata femenina, que es un hecho, pero ocurre en muy pocas mujeres.

Muchas revistas han salido a dar su opinión al respecto asegurando que ni las mujeres, ni los hombres, tendrán que volverse locos buscando el tan codiciado «PUNTO G», dejando espacio para pensar en lo que realmente importa; conseguir el placer sexual, venga de donde venga.

punto-G

Tengo que reconocer que esto último lo comparto, para lo del tema del  «PUNTO G» voy a dejar un poco de margen para nuevas investigaciones, entre otras cosas porque existir, existe este pequeño punto en la parte superior de la vagina a unos pocos centímetros de la entrada, que podemos notar, con una textura como la del paladar, que aumenta de tamaño durante los momentos de más excitación.

Pero también estoy de acuerdo en que no hay que obsesionarse con él, ni por conseguirlo, ni por sentirlo. Existen otros estudios que afirman que las mujeres que sienten orgasmos definidos como vaginales, están anatómicamente dotadas de un clítoris más cercano a la vagina, y que realmente lo que ocurre es que durante la penetración se estimulan ambos puntos.

Hace algún tiempo vi un documental que, aunque pueda parecer un poco raro, le daba la razón a ambas visiones. Por un lado explicaban que durante el momento de la excitación las mujeres contamos con un conjunto de sensores en forma de V que van desde el clítoris hasta la vagina, y que todo lo que ocurre por toda esa zona, resulta estimulante; pero que el punto más álgido de este sistema es el clítoris, cuyo placer se extiende por todo ese espacio corporal resonando como cuando tocamos la cuerda de una guitarra.

En todo caso, como siempre, el criterio debe ser el sentido común. Si disfrutas de estimulantes orgasmos vaginales, disfrútalos, no vaya a ser que los Puppo, vengan ahora y te quiten lo bailao. Si lo tuyo son los orgasmos clitorianos y quieres continuar la búsqueda de nuevas zonas de placer, nadie te lo va a impedir, y es toda una aventura.

Tras esta noticia,  yo me quedaría con la satisfacción de tener algo menos de presión a la hora de buscar orgasmos vaginales. Como siempre, la última palabra la tenéis vosotras, y vosotros, que por cierto ¿qué opináis?…, ¿seguís creyendo en la existencia del «PUNTO G»?.

Ya sabes que si quieres puedes suscribirte, y recibir los nuevos post en tu mail, o compartirlo si te ha gustado, como siempre espero tus comentarios y, por supuesto, a tí en nuestro próximo viaje.

la-maquinista

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone