El otro día, cuando estaba en el gimnasio, una mujer de unos cuarenta y pocos años me dijo tras bajarse de la cinta de correr: «He estado haciendo footing en la máquina a unos  9km/hora durante 45 minutos, y me sale que he quemado 143Kcal. ¿Cómo puede ser? Si ahora me como un flan será cómo si no hubiera hecho nada… ¿Cómo voy a perder peso así?“»

Realmente la vi muy preocupada, en realidad no era para menos. Con la información que había leído en la etiqueta del flan, y la que le había dado la pantallita de la máquina de correr, no le salían los números.

Lo primero que hice fue tranquilizarla, y acto seguido le dije: «No te preocupes, hacer deporte cómo el que acabas de hacer, tiene un valor mucho más grande que 143Kcal». Después de explicárselo se fue a la ducha muy alegre y más tranquila.

Hoy, os quiero explicar lo mismo a través de este artículo.

Así pues, el gran beneficio de hacer ejercicio físico, no es ni mucho menos las pocas calorías que quemas mientras lo haces. De hecho, hay dos efectos básicos que hacen que hacer deporte sea necesario para nuestra salud y para
conseguir o mantener nuestro peso deseado:

Tonificación muscular

Cuando practicamos deporte, nuestro sistema muscular se tonifica, es decir, se endurece, se vuelve más denso e incluso aumenta de volumen. Dicho de otra manera, aumentamos nuestro peso a expensas de peso muscular.

Éste fenómeno es de vital importancia, ya que nuestra capacidad de quemar calorías es proporcional a nuestra masa muscular. Mas músculo significa quemar más calorías, o lo que es lo mismo, poder comer más sin engordar.

Si lo practicamos con frecuencia estaremos más esbeltos y tenderemos a tener menos grasa acumulada.

Los primeros días la báscula no percibe una bajada de peso importante, porqué la grasa quemada la hemos sustituido por peso muscular, pero lo tienes que notar en la barriga y los vaqueros ajustados.

Aumento del gasto calórico basal

Practicar ejercicio también nos modifica el gasto calórico basal de las horas siguientes.

De modo que la mujer que me hizo la consulta, durante las siguientes 8 horas después de correr, su cuerpo seguía quemando más calorías, que si no hubiera corrido.

Éste fenómeno es el mayor responsable de que practicar ejercicio regularmente sea tan saludable y nos ayude a  perder peso, o mantenerlo, si fuera el caso.

Hacer deporte está relacionado con muchos beneficios saludables, cardiovasculares, anímicos, en el metabolismo del azúcar, regular colesterol o el sistema esquelético.

Practicar deporte con frecuencia y comer bien después es la mejor combinación para maximizar tu bienestar.

#Joan Majo

Joan Majó Merino

Nutricionista

Autor del libro «El peso deseado en 11 pasos»

Mas artículos que te pueden gustar:

JOAN MAJÓ MERINO. AUTOR DEL LIBRO «EL PESO DESEADO EN 11 PASOS»

SETAS. LA VERDURA SILVESTRE

UN POCO DE CAFÉ Y MUCHO SENTIDO COMÚN. JOAN MAJÓ

A TIEMPO PARA LA OPERACIÓN BIKINI

¿MAS AÑOS MÁS PESO?. NO SIEMPRE ES ASÍ. 

LA DIETA MEDITERRÁNEA SE HA AMERICANIZADO. JOAN MAJÓ

SOBREVIVE A LAS NAVIDADES, SIN ENFADAR A TU BÁSCULA

COMPRAR BIEN, NOS HACE COMER MEJOR. JOAN MAJÓ

COMER LO QUE TE GUSTA

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone