Viernes 14 Noviembre

11.02 Sonia> Me parece que tengo tu móvil en mis manos. Café Dalí, Pasaje de Chinitas. Hace dos horas. Taburete alto. Traje encorsetado rojo, cabello moreno. Te pediste lo mismo que yo. Estoy en el aeropuerto de Málaga, voy a Barcelona, tres días, lo necesito muy urgente, dime como podemos intercambiarlo.

14.05 David> Lo tengo, Sonia. Acabo de parar en una gasolinera y he mirado tu mensaje. Bonitas fotos las de anoche, te queda genial la cortina transparente del baño, sobre tu piel desnuda.

14.15 Sonia>Acabo de hacer un selfie y mandarlo al móvil de tu mujer, ¿es ese que pone “my love”?. Nos llevamos viendo cuatro meses, cansada de ti, lo pongo en su conocimiento.

15.17 David> No te imagino capaz. Gracias por dejar la contraseña de la tarjeta que tienes en la cubierta de tu móvil. La llevabas en notas 171717, muy sencilla, me han avisado del banco que acabo de disponer de 500 euros, aunque ya lo sabía.

15.20 Sonia>Eres un mamón de mierda, te denunciaré, te joderé hasta la médula, no me conoces aún. ¿Dónde estás? Dímelo o llamo a la policía inmediatamente.

15.55 Sonia>Contéstame. Eres un cabronazo, no se te ocurra hacer nada con las fotos, no las envíes a nadie. He bloqueado mi tarjeta. Y tu mujer, te ha contestado. Si quieres saber lo que ha puesto. ¿Dime donde, estás?

19.05 David>Estoy en Barcelona, igual que tú. Las Ramblas, frente a la Boquería. ¿Cuánto tardas? Tengo una reunión. Hotel Olivia Eugenia, Plaza Catalunya en veinticinco minutos.

19.07 Sonia>Allí estaré. ¿Como sé quién eres, tendrás el móvil en silencio?

19.14 David>Te reconoceré si llevas el mismo traje que esta mañana, si no es así, envíame foto.

19.19 Sonia> <<Foto>>

Llegó a la puerta del hotel, mirada de leona fuera de su guarida, alta hasta saturar mi estatura. Sombra oscura, de tacones a cabello, increíblemente bella, no tardó en extraer de su boca, todo el vocabulario soez y vulgar que había aprendido desde tiempos remotos.

Se acercó, ofreciendo mi móvil, mientras su voz se iba tornando tenue, …eran mentira todos los mensajes, que mandó a mi esposa, – mujer que no existía, por cierto-, y que era un pendejo por haber visto las fotos y utilizar su tarjeta de crédito.

Cogió su móvil y salió sin despedirse.

19.45 David> No hice nada con tu móvil…a menos que me dejes tu vida a partir de ahora. Si el destino te ha puesto sobre las teclas de mis manos, solo te pido que me abraces, me dejes tu boca y dejemos que el siga escribiendo.

21.05 Sonia> Termino de ducharme y salgo, Ha sido un día horrible. Espero que acabe mejor. DOS PALILLOS. 22:15 reserva tú.

Aquel fin de semana, fue mi vida, cuando terminó, cogió mi móvil, borró su número. Me besó en el aeropuerto y se despidió.

Domingo 16 de Noviembre

11.05 Sonia> Hasta que el destino me devuelva a tu lado. Si te amo, tanto como estos días, debe hacerlo, pero es él quien debe decidir.

Karlos. Crítico de cine.

Karlos. Crítico de cine.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone