Era el tercer día seguido que Sergio la veía haciendo ejercicios de yoga en el salón a las siete de la mañana.

Anda, vuelve a la cama, cariño.

A Felisa le pareció ver en la cara de su bebé un gesto de cómico fastidio por la irrupción de su padre en la rutina matinal.

Mira, a Lucas también le parece que debes dejarnos terminar nuestros ejercicios.

Felisa, por favor.

Pero ella ignoró su petición con una sonrisa, mientras las primeras gotas de sudor comenzaban a aparecer en su frente.

Habían estado intentando ser padres durante los últimos doce años, probando todo tipo de métodos de concepción. Felisa, a punto de cumplir 39, no estaba dispuesta a desperdiciar ni un solo día con el niño. Y, como profesora de yoga, sabía que ese tipo de ejercicios eran buenos tanto para la psicomotricidad del bebé como para estimular y alimentar la relación madre-hijo.

Sergio estuvo a punto de decir que era un poco temprano para Lucas, pero enseguida se dio cuenta de que no era lo mejor. Así que se acercó suavemente, le puso las manos en los hombros y le susurró:

Mi amor, debes descansar un poco más: hoy va a ser un día duro.

Sí, sin duda lo sería. A las once tenían cita con el psiquiatra. Era evidente que la medicación no estaba siendo todo lo adecuada que esperaban. Felisa seguía haciendo con frecuencia cosas con  su bebé, a pesar de haber pasado casi seis meses desde el accidente.

Dani

Dany Campos. 

Realizador y guionista.

MACCO

Otros microrrelatos de Generación Ficción:

YANKO EN EL TUNEL

TIPOS DE HOMBRES

CLIK

MILF

CRUCE DE CUERNOS

NIÑOS.

DECISIONES VITALES

LA FARSA

ANDREA OTRA VEZ

LA MISMA CHAQUETA

MÚSICA

UNOS KILITOS DE MÁS

LA TRAMPA

DANY CAMPOS. “CREO QUE HAGO CINE POR CHAPLIN, AL QUE CONSIDERO UN GENIO, JUNTO CON ALBERT EINSTEIN”

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone