Elizabeth, interpretada por la exuberante Kim Basinger, una mujer divorciada que trabaja junto con su amiga Molly, en una galería de arte en Manhattan, conoce a John, Mickey Rourke, y ambos inician una apasionada y excitante relación, al ritmo de una de las BSO más sensuales de la historia del cine.

Todos los que crecimos con esta BSO de fondo, cuando volvemos a escuchar a Joe Cocker decir aquello de “quítatelo todo menos el sombrero“, nos falta tiempo para simular un striptis de lo más improvisado. El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Desde aquí, un pequeño homenaje a la musa de la sensualidad de los 80´, Kim Basinger, contoneándose a contraluz, eso si…sin quitarse jamás el sombrero.

images-3

GFX.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone