He empezado este artículo al menos 10 veces…, que nervios. Siempre es difícil definir una primera impresión que ofrecer, así que es mejor dejar de titubear y decidirse por lo básico, lo primordial… Los Orgasmos femeninos, ¿Qué sería de nosotras sin ellos?. Dulces, frescos, constantes y en muchos casos Sonantes, el elixir de las mujeres y el trofeo de los caballeros, pero ¿qué pasa cuando se nos resisten?

A grandes rasgos existen dos causas por los cuales ser anorgásmica, uno de ellas tiene que ver con motivos físicos, enfermedades subyacentes o condiciones biológicas degenerativas como la esclerosis múltiple, el dolor crónico, diabetes mellitus, incluso el uso de antidepresivos o intervenciones quirúrgicas. Pero este grupo solo representa un 20% del conglomerado de anorgásmicas y generalmente ocurre en la etapa adulta.

Sin embargo por el otro 80% de esas mujeres aún podemos intentar ayudar. Las causas son tan variadas como la mente de cada una de ellas, generalmente está asociado a temas culturales o religioso, lo raro es que existamos mujeres con orgasmos porque hemos crecido sometidas a una sarta de historias para no dormir, bueno más bien debería escribir, historias para SOLO dormir:  que si la masturbación es mala, que si las chicas buenas no se tocan y mil tabúes más sobre el sexo, sobre todo para mujeres.

Los problemas psicológicos relacionados con la anorgasmia afectan no solo a las mujeres que lo padecen sino también a sus parejas que se sienten culpables o incapaces de hacer disfrutar a la mujer pero como siempre digo, no debemos preocuparnos sino ocuparnos del tema…

Si eres de esas mujeres que dudan de si has tenido o no un orgasmo, o crees que es, solo teatro de actrices porno o de alguna de tus amigas, “la exagerada”… es posible que no lo hayas tenido nunca, porque cuando se siente un orgasmo, se nota y mucho… pero tampoco tienes nada por lo que sentirte menos, ni triste, ni enferma porque todo en esta vida tiene solución y lo más divertido del asunto es que te tengo noticias… si quieres y estas dispuesta tú también puedes tener los tuyos, ¿quieres saber cómo? Pues te lo explico en nuestro próximo viaje por los sentidos… no puedes perdértelo…

Si te ha gustado este artículo ya sabes… compártelo, ¡que es gratis! Y si quieres agregar algo, déjame tus comentarios… hasta nuestro próximo viaje, gente Fénix.

image003

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone