¿Quien no puede dejar de emular a Mía Wallace y Vincent Vega cuando suena de fondo «You Never Can Tell» de Chuck Berry, o ha aprovechado que nadie estaba en casa para marcarse el bailecito de Tom Cruise en Risky Business?. Con GFX repasamos el 10 de las escenas inolvidables de nuestro cine. ¿Preparados?.

En el numero 1: TIBURÓN. Steven Spielberg (1975)

¿También recuerdas esta terrorífica escena cada vez que pones un pie en el mar?. ¿Eres de los que no puedes evitar  hacer el tiburón en la piscina tarareando la banda sonora de esta película?. Nino, nino, nino…. . No queremos ser malos, ahora que es época de playa…, pero aquí puedes recordar la escena principal de la película.

En en número 2: E.T. EL ESTRATERRESTRE. Steven Spielberg (1982)

¿Cuantas veces soñaste que llevabas en la cesta de tu B.H al más adorable de los extraterrestres?. Confiesa que tú también pedaleabas como si no hubiera un mañana y tarareabas la canción principal de la BSO. Rescata al niño que llevas dentro y vuelve surcar los cielos con E.T.

¡Agárrate bien, que volamos!.

En el número 3: OFICIAL Y CABALLERO. Taylor Hackford (1983)

Bueno, bueno…., ¿que chica no soñaba con la escena de Oficial y Caballero, en la que un joven Richard Gere, impecablemente uniformado, rescataba a su chica en brazos delante de las envidiosas miradas de todas sus compañeras de trabajo?. Que mal hizo esta escena a muchas parejas, cuantas espaldas quebradas tratando reproducir una de las más románticas escenas del cine de los años 80.

En el número 4: RISKY BUSINES.Paul Brickman (1983)

Uno de los bailes más parodiados del cine de los años 80 fue el que se marcó un jovencísimo Tom Cruisse en Risky Busines, cuando interpretó a un responsable chico de 17 años que se queda solo un fin de semana en casa de sus padres, liándola parda, por supuesto.

Mucho ha llovido desde aquel estriptis que se marcaba Tom en la película, eso sí, lo de dejarse para lo último los calcetines blancos es algo mejor no imitéis, a no ser que seáis Mister Cruisse…, claro.

En el número 5: Pretty Woman. Garry Marshall (1990)

Damos un salto en el tiempo, sin dejar al galán que ahora peina canas y se relaciona con el propio Dalai Lama, y rememoramos la escena de la película romántica más vista de todos los tiempos, Pretty Woman, o el cuento de la Cenicienta moderna. Recodamos la escena en la que Julia Roberts deja con un palmo de narices a la impertinente dependienta de la tienda de Rodeo Drive. No podemos dejar de sentirnos como ella cada vez que salimos de compras. Soñar es gratis, ¿verdad chicas?.

En el número 6:  PUL FICCION. Quentin Tarantino (1995)

Otro bailecito al que no haya cuñado que se resista en una boda, es el se marcaron Jules y Vince en Pul Ficcion  al ritmo de la canción «You never can tell» de Chuck Berry.  ¿Bailamos?.

En el numero 7: BRAVEHEART. Mel Gibson (1995)

Hubo un antes y un después, en lo que refiere a escenas motivadoras, tras el discurso que William Wallace, Mel Gibson, dirigió a sus soldados antes de la batalla frente a la tiranía del rey Eduardo, en esta épica película medieval sobre la independencia de Escocia en el siglo XIII.

Lo admitimos, nosotros también nos hemos sentido como el montañes escocés cada vez que nos hemos marcado un speech motivacional. ¿Nos venimos, otra vez, arriba?

En el número 8: LOS PUENTES DE MADISON.Clint Eastwood (1995)

Muchas de nosotras llevamos engañados a nuestros novios a ver esta película, asegurándoles que si la dirigía Clint Eastwood, seguro que era una peli de acción…., pero no, lo que se encontraban era la historia Francoise, una ama de casa del Medio Oeste, nacida en Italia, que mientras su esposo y sus hijos se encuentran fuera de casa, en la Feria del Estado de Illinois, conoce a un fotógrafo, interpretado por Eastwood, que está de paso por el condado de Madison para realizar una serie sobre los puentes de Madison. Ver para creer. Algunos aún nos lo recuerdan.

Una película que demuestra que la verdadera historia de amor de tu vida no tiene porque ser la más duradera. Vamos a recordar su escena final, donde Francesca se enfrenta a la más difícil decisión de su vida, su familia, o el amor.

En el número 9: TRAINSPOTING. Danny Boyle (1996)

Son muchas las escenas que podríamos elegir de esta película británica basada en la novela homónima escrita por Irvine Welsh, pero nos vamos a quedar con el monologo final de su protagonista, Mark Renton, Ewan McCregor, mientras se dirige que resume todo aquello para lo cual se suponía teníamos que prepararnos en la vida: «Elige una carrera. Elige una familia… »

Divertida, a la par que desgarradora, esta película relataba la autodestrucción a la que se dirigían un grupo de amigos perdedores, mentirosos, psicópatas, rateros y yonkies, del que solo se salvaba Mark.

Este año hemos podido conocer que fue de la vida de sus personajes con Trainspoting 2, la cual se ha llegado a calificar como «retorno digno, pero innecesario», pues carece de la frescura que tuvo en su momento la película.

¿quiere realmente “decir sí a la vida”?


En el número 9: EL PACIENTE INGLÉS Anthony Minghella (1997)

Para finalizar recordamos la escena final de la oscarizada película «El Paciente Inglés». Basada en la novela del mismo nombre, la película, ambientada en la Segunda Guerra Mundial, cuenta la historia de un hombre gravemente quemado, a quien solo se le conoce como «el paciente inglés», protagonizado por Ralph Fiennes, que va relatando poco a poco su historia de amor a la enfermera que le cuida en un viejo monasterio italiano, interpretada por la dulce Juliette Binoche.

Con esta película el cine independiente venció en la 69ª edición de los Oscar de Hollywood, llevándose con esta película 9 Oscars, entre ellos a la mejor película y mejor director.

Su escena final, donde László Almásy (  Ralph Fiennes ) lleva en brazos a su moribunda amada es una de las más bellas y desgarradoras que el cine nos ha podido regalar.  Inolvidable.

Estas han sido nuestras 10 escenas favoritas, pero nos hemos dejado muchas en el tintero. ¿Nos dices cual es la tuya?

LOGO GF OK DEF2 200px

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone