Según un estudio de la plataforma europea Friends of glas, sobre los hábitos de consumo de los españoles, 8 de cada 10 cree que el vidrio es el material de envasado que conserva mejor el sabor de los alimentos y bebidas.

Con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental, Friends of Glass, la plataforma europea de consumidores a favor de los alimentos y bebidas envasados en vidrio, invita a los españoles a optar por este material de envasado a la hora de realizar la compra. Friends of Glass se une al movimiento global de concienciación, que cada día aúna a más personas, y pone el foco en la importancia de cada gesto diario para ayudar a preservar nuestro planeta de las amenazas a las que se enfrenta.

Para fomentar la educación ambiental y las buenas costumbres ecológicas, Friends of Glass publica los datos de un nuevo estudio sobre los hábitos de consumo de los españoles en el que revela que 8 de cada 10 españoles cree que el vidrio es el material de envasado que conserva mejor el sabor de los alimentos y bebidas.

Efectivamente, a la hora de hacer la compra y elegir un alimento o bebida, también elegimos su envase. Optar por el vidrio significa escoger un envase fabricado con materia prima natural (arena de sílice, carbonato de sodio y caliza), libre de contaminantes, y además 100% reciclable infinitas veces, sin perder calidad ni cantidad, convirtiéndose de nuevo en envase 100% reciclable.

Asimismo, el estudio revela que 3 de cada 5 españoles considera el vidrio como el material más respetuoso con el medio ambiente, seguido por el cartón y por el tetra brik.

Los españoles optan, cada vez más, por envases respetuosos con el planeta

Los datos del estudio revelan que el 80% de los españoles comprometidos con respetar el medio ambiente tiene en cuenta el material de envase a la hora de hacer la compra, porcentaje superior a la misma encuesta del año pasado. Esta tendencia demuestra que los hábitos de compra de los españoles están cada vez más relacionados con una actitud positiva hacia el uso de materiales que ayuden a cuidar el medio ambiente. De hecho, el estudio evidencia la tendencia positiva hacia el vidrio, tanto la percepción del vidrio como el mejor material para conservar las cualidades originales de su contenido, como el que es más respetuoso con su entorno, han aumentado 4 puntos respecto a 2018, pasando del 79% al 83%, y del 55% al 59%, respectivamente.

El uso de envases en vidrio para alimentos y bebidas, respecto a otros materiales, ha crecido un 3% en España durante 2019 gracias a que los consumidores prestan cada día más atención a la forma en que sus decisiones de compra impactan el medio ambiente. Al preguntar si son necesarias las campañas que realiza Friends of Glass a favor de la elección del vidrio y su reciclado, en 2018 todavía existía un pequeño porcentaje de personas, un 2%, que no las consideraba necesarias, en cambio, ya en 2019, ese parecer ha desaparecido, constatando así la importancia que tiene continuar con campañas de concienciación.

En 2020 Friends of Glass reforzará su compromiso apoyando el proyecto europeo “Close the Glass Loop”, una iniciativa de FEVE, la Federación Europea de Envases de Vidrio, con el ambicioso objetivo de alcanzar el 90% de recogida de vidrio para su reciclado en 2030, muy por encima de la meta marcada por la Comisión Europea, que se sitúa en un 75% para 2030. Este proyecto implicará a muchos colaboradores europeos comprometidos con el medio ambiente, desde los municipios hasta los clientes de la industria, incluyendo los sistemas de responsabilidad ampliada de los productores que operan en los diferentes Estados Miembro de la Unión Europea.

Los envases de vidrio se fabrican con materias primas naturales y sostenibles, abundantes en la naturaleza como la arena de sílice, el carbonato de sodio y la caliza. En la actualidad el principal componente para la fabricación de envases de vidrio es el vidrio reciclado. El vidrio es 100% reciclable infinitas veces, de un envase reciclado nace otro con las mismas garantías, sin perder calidad ni cantidad en el proceso, convirtiéndose de nuevo en lo que era.

Además, el vidrio es inerte, por lo que no altera ni a su contenido (conservando los aromas y sabores originales) ni al entorno (está libre de contaminantes y se degrada como cualquier roca sin afectar a la cadena alimentaria), protegiendo así nuestra salud y la del medio ambiente.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Si te ha gustado, compártelo en tus RRSS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.