DÍA 1.-

Soy una persona positiva, como dice mi hermana Elisa, la psicóloga, con una mente muy fuerte, así que ante el bombardeo de noticias veraces, menos veraces, apocalípticas y fake news, decido junto con mi pareja, y mi hijo, quedarme en casa. #yomequedoencasa

Asumo que serán días difíciles y escribo una lista de #motivaciones

1.-  Voy a abrazarlos, a besarlos y a demostrarles todo el amor que siento por ellos.

2.- Cocinaré tranquilamente, sin presión, sin prisas, inventaré nuevas recetas.

3.- Leeré por fin, sin robarle horas al sueño.

4.- Aprovecharé para hablar más con mi familia, amigos, y todo aquel que me necesite.

5.- Quizás incluso me anime a hacer algún IGTV con looks de primavera.

DÍA 2.-         

Me levanto más temprano de lo que me hubiese gustado. Hace un sol radiante, y siento unos deseos irrefrenables de salir a la calle, a sentir sus rayos sobre mi piel, a pasear, a hablar con desconocidos. Llevo confinada desde el viernes, y se me está haciendo largo, muy largo.

Preparo una paella de verduras mientras, tomo nota mental de mi próxima lista de música.

DÍA 3.-  #nomakeup

Me sumo, temporalmente, a la tendencia de no maquillarme. De vez en cuando me miro al espejo, y no me reconozco. ¡Estoy deseando maquillarme, arreglarme, y salir!

Hoy haré natillas con galletas, para una adicta al azúcar como yo, es algo que me sube el ánimo de inmediato, y lo necesito.

En casa escuchamos las noticias a todas horas, y no sé qué pensar. El escenario es un tanto desolador, pero lo asumimos unidos, y con entereza.

DÍA 4.- #porquénotenemosperro

Las calles vacías. Tan solo frecuentadas por vecinos, y sus correspondientes animales de compañía me hacen pensar…, ¿por qué no tenemos un perro?…,¿un gato?… ¿o un cerdo?. ¡Lo sacaría a pasear mínimo tres veces al día!. Bromas aparte, este final de invierno, con temperaturas de primavera, se me  está haciendo eterno. Acabo de terminar el poemario “69 HUELLAS ERÓTICAS” de mi maravillosa amiga Mª Angeles Ibernón Valero, y sinceramente, me ha encantado. Se lo leo a mi marido entre susurros…. Buenas noches, y dulces sueños.

DÍA 5.-  #Apocalipsis

Me levanto con los ojos inyectados en sangre, en una cruel metáfora de mi estado de ánimo. Al menos llueve.

Qué duro se me hace permanecer encerrada. Mi mente se rebela constantemente, y siento deseos de huir, pero, ¿dónde?. He leído que las multas irán desde seiscientos a seiscientos mil euros. Tengo que controlarme, por el bien común. Mi parte responsable asume el mando. Así que #no huyo. En mi cabeza resuena una frase con la que soñé anoche: #somoslaresistencia

Continuará

También puede interesarte…

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Si te ha gustado, compártelo en tus RRSS

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.