Sevilla es la ciudad elegida para inaugurar la muestra, que se podrá ver hasta el 15 de diciembre en el pabellón de la navegación.

Tras el éxito cosechado en España con Van Gogh Alive, Nomad Art se embarca en esta nueva experiencia sensorial con el artista austriaco Gustav Klimt como protagonista.

Para los organizadores la idea es combatir el declive de interés por las formas tradicionales del arte. Recientemente han surgido las fusiones de pintura, música y tecnología, creando entornos orientados a los nuevos tipos de público. Según explican desde la organización, la necesidad de satisfacer esta creciente demanda, les ha llevado a idear una exposición absolutamente inmersiva, cautivante y dinámica, que pasa de la “escala real a una aumentada y más tecnológica que real”.

La primera exposición inmersiva de producción española está dedicada al “maestro de broche dorado”, austriaco Gustav Klimt. Se trata de explorar el mundo dorado del artista austríaco más importante de finales del s.XIX y principios del XX a través de la tecnología, paseando entre sus retratos y paisajes, analizando al detalle cada mirada, cada gesto. Durante nuestra visita, nos cuentan, podremos bucear en sus obras y envolvernos por sus pinturas al ritmo de la música. La elegancia y sensualidad evocadora de las obras de Klimt, nos cautivará, añaden.

Al igual que en Van Gogh Alive, la música tiene un papel fundamental. Se han incorporado exquisitas piezas musicales y miles de imágenes en movimiento sobre la obra de Gustav Klimt, a gran escala, en una habitación donde paredes, suelo y ornamentos arquitectónicos cobran vida para transportarnos al corazón del artista


Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Si te ha gustado, compártelo en tus RRSS