Tres diferentes motivos para entrar en una sala, la primera por su espectacular director Woody Allen, vuelve a casa, con su Nueva York, bajo la lluvia y con actrices que pasan al club de las fetiches compañeras de viaje, de un “mayor” que no senil Woody, sigan viéndolo, merece la pena perderse con el, por las calles de la vida.

1. “Un día de lluvia en Nueva York”

A Rainy Day in New York
A Rainy Day in New York
A Rainy Day in New York
A Rainy Day in New York

Sinopsis

Gatsby Welles (Timothée Chalamet) y Ashleigh (Elle Fanning) son una joven pareja enamorada de universitarios que se dispone a pasar un fin de semana en la ciudad de Nueva York. Ella va a entrevistar al reconocido cineasta Roland Pollard (Liev Schreiber), que pasa por un momento de crisis creativa, y durante su azarosa aventura conocerá al cautivador actor Francisco Vega (Diego Luna). Por su parte, Gatsby también conocerá a una joven, Chan (Selena Gómez), que le ayudará a poner en orden sus sentimientos. El lluvioso fin de semana estará plagado de encuentros, desencuentros y equívocos.

2. “Luz de Mi vida”

El segundo motivo viene por una película extraña, un futuro preapocaliptico de condición, pero no de guión, pretende ser una historia de la psicología padre-hija en una situación extrema. La película, sin duda, no deja indiferente y la aventura que la condimenta, también la hace muy apetecible.

Luz de mi vida
Luz de mi vida

Sinopsis

Un padre y su hija están atrapados en el bosque después de que una pandemia mortal alterara radicalmente el mundo.

3. “O que arde”

Por último, que no peor ni mucho menos que las anteriores, un drama rural situado en Galicia y sus bosques, que nos transmite el carácter y la visión del habitante gallego, con la personalidad que un lugar como éste que dista entre los bosques mas inmensos y el mar más infinito, les puede proporcionar. Obtuvo premio en Cannes. PASEN , VEAN Y DISFRUTEN.

Sinopsis

Nadie espera a Amador cuando sale de la cárcel tras cumplir condena por haber provocado un incendio. Regresa a su casa, una aldea perdida de las montañas lucenses, donde volverá a convivir con su madre, Benedicta, su perra Luna y sus tres vacas. Sus vidas transcurren al ritmo sosegado de la naturaleza, hasta que todo cambia cuando un fuego violento arrasa la zona.

Karlos Ros
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Si te ha gustado, compártelo en tus RRSS