Los 5 mitos más frecuentes en la relación de pareja

hace 10 años · Actualizado hace 5 meses

1-. “El amor lo puede todo”

¿Qué vas a encontrar en este artículo?
  1. 1-. “El amor lo puede todo”
  2. 2-."El hombre quiere y siempre está preparado para el sexo”
  3. 3-. “Cualquier mujer que lleve la iniciativa en el sexo es inmoral”
  4. 4-. “ Todo contacto físico debe acabar en coito”
  5. 5-. “El sexo debe ser siempre natural y espontáneo: pensar o hablar acerca de él lo estropea”

 Se podría decir que hay al menos tres situaciones  en las que el amor pierde su sentido y si se dan deberíamos plantearnos seriamente si continuar amando o no, estas serían: la primera, cuando no te quieren, mendigar amor puede llegar a ser la peor de las indigencias, esperar a que te quieran puede ser una de las experiencias más humillantes y tristes. La segunda es cuando tu realización personal se ve obstaculizada por ese amor, tarde o temprano si renuncias a tu realización en post de ese amor, se convertirán en reproches a ti mismo y hacia esa persona. Y la tercera y no menos importante, cuado se vulneran tus principios, principios de libertad, de autonomía, independencia, respeto, etc…

Dicho de otra forma y en palabras de W. Riso, «estaré a tu lado siempre y cuando me sienta amada o amado, pueda llevar adelante mis proyectos de vida y no vulneres mis principios y valores. De no ser así, el amor y la pareja deberán entrar en cuarentena». 

2-."El hombre quiere y siempre está preparado para el sexo”

En ésta ocasión no es tanto referirnos al sexo, sino lo que buscamos satisfacer con él. Podríamos resumir al menos tres formas de desear:

-Una cuando deseamos gustar, seducir, sentirnos atractivos, en definitiva deseo de sentirnos deseados.

-Otra sería el deseo de acariciar, besar, abrazar, cogernos de la mano, en definitiva como diría M. Lucas Matheu, un gran profesional «la sed de piel que todos tenemos desde que nacemos»

-Y por último, el deseo de descarga, que lo podríamos definir como la relación coital. No me gusta llamar al sexo coito, porque considero que el sexo es mucho más amplio.

Cómo veis, las personas se nos pueden acercar desde tres ángulos diferentes y muchas veces se suelen interpretar erróneamente, la que viene buscando sentirse deseada, lo interpreto como demandante de descarga tensional y tras obtener la negativa de nuestra compañera decimos que es una «calienta braguetas». Muchas veces el hombre busca tener una relación sexual con la pareja porque para él significa reconciliación, unión y ellas no se les pasa otra cosa por la cabeza que  ¿Cómo se me acerca teniendo ganas después de la que hemos tenido?.

Otras veces ellas desean sentirse acariciadas, besadas y arropadas, y ellos lo interpretan como que tienen ganas de relación sexual, en éstas ocasiones suele ocurrir que la mujer ante este malentendido, asume que no tiene que tener esas caricias o esos besos para que él no se piense que quiere sexo, con lo cual, la pareja reduce sus intercambios afectivos y en consecuencia el vínculo se va desnutriendo progresivamente.

El deseo de descarga tensional no va de la mano con ser mujer u hombre, depende muchos factores y al igual que hay mujeres con un apetito sexual  más alto y otras más bajo, también hay hombres con más o menos libido. Por experiencia, se podría decir que aproximadamente en el 90 % de las relaciones siempre hay uno de los dos que es más demandante que el otro y sorprendentemente no siempre es el hombre.

En el próximo artículo iremos añadiendo más mitos que suelen aparecer, animaos a reflexionar y ver que es lo que deseamos como personas individuales y después cómo nos comportamos cuando estamos en pareja. Un abrazo enorme y que paséis buena semana.

3-. “Cualquier mujer que lleve la iniciativa en el sexo es inmoral”

Poco a poco se va viendo que ésta forma de pensar va cambiando levemente, pero lo cierto es que desde siempre se ha reforzado la actitud pasiva de la mujer en cuanto a relaciones sexuales, relaciones afectivas, sociedad, economía, etc.

Hay muchas ocasiones en las que el hombre se cansa de ser el que siempre tiene que buscar cualquier tipo de acercamiento, siendo en muchas ocasiones rechazado con las típicas frases de “me duele la cabeza…”, “mejor mañana…”. De ahí que se piense, como comentamos con anterioridad, que el hombre siempre es quien debe llevar la iniciativa. Por lo que respecta a las mujeres, les vienen a la cabeza el miedo a que las consideren inmorales, sueltas o “frescas”, quizás no se manifieste muy claramente, pero lo cierto es que desde pequeñas nos van enseñanndo cómo debemos comportarnos y qué esperar de los hombres.

Una propuesta sería que fuésemos tomando alguna vez la iniciativa, así jugamos con el factor sorpresa y eso es algo extremadamente excitante para el hombre, sobretodo en esos casos en los que él es siempre quien inicia el encuentro.

4-. “ Todo contacto físico debe acabar en coito”

Hay que diferenciar claramente con el deseo de descarga, es decir, “el coito” con el deseo de tocar, acariciar, abrazar o besar. No todo beso u abrazo tiene que acabar en coito, lo que ocurre es que normalmente limitamos esas caricias o besos a los momentos en los que tenemos ganas de de mantener relaciones con nuestra pareja, con lo cual, al asociar caricias con coito, tanto la mujer como el hombre que no quiera mantener relaciones sexuales evitará cualquier tipo de acercamiento para que el otro no se confunda y piense que va a haber más. El resultado será cada vez más la ausencia de muestras de cariño, besos y abrazos, provocando una desnutrición del vínculo amoroso.

5-. “El sexo debe ser siempre natural y espontáneo: pensar o hablar acerca de él lo estropea”

Esta creencia se da mucho cuando las parejas vienen a terapia con algún tipo de disfunción. Con el sexo ocurre algo muy curioso, al igual que pasa con el deporte, que cuanto menos lo practicas menos te apetece. Muchas mujeres dicen: “hoy no, mañana…” y lo que ocurre mañana es que, después de hacer las tareas de casa, trabajar, recoger a los niños, deberes, ducha, cena, etc…, cuando llegas a la cama lo que menos te apetece es hacer el salto del tigre, estás deseando girarte y dormir plácidamente, y cuando tu marido te acaricie, y ¿cómo respondes?: “hoy no, mañana”.

Al final el sexo se convierte en una tarea más, con lo cual pierde el carácter de apetitivo y se convierte en algo tedioso y ¿quien va a querer hacer algo tedioso? ¡Nadie!.

La solución sería dedicarte tiempo a planear un encuentro, algo que sorprenda a tu pareja, acostar a los niños antes y poder ducharos juntos, mandar algún mensaje subidito de tono a tu pareja a lo largo de día, pequeños detalles con los que iniciaras el coqueteo y tu cuerpo se preparará para un encuentro. Sí aún así, llegado el momento no os apetece a ninguno y solo se queda en esa ducha o en ese mensaje, habréis ganado esas caricias que hablábamos antes, no olvidemos que a todos nos gusta sentirnos deseados, que nos acaricien y sentirnos atendidos.

¡chicos y chicas, mantener el deseo en una pareja no es tarea fácil, pero sí que está al alcance de todos!!!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Los 5 mitos más frecuentes en la relación de pareja puedes visitar la categoría Firmas.

También pueden interesarte estos otros artículos

Subir