Un estudio sobre talento intergeneracional, realizado por la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Murcia, el Observatorio Generación & Talento y Dirección Humana, revela que los jóvenes son los más comprometidos con su trabajo a pesar de que no tienen un concepto de estabilidad.

Este estudio ha analizado las fortalezas y debilidades de las generaciones conocidas como baby boomers, generación X, generación Y, generación Z.

Los resultados se han expuesto en un acto inaugurado por el decano de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la UMU, Prudencio José Riquelme, y por la vicepresidenta de la Asociación Dirección Humana, Carolina Bastida, quien ha aportado que hoy en día la formación no es determinante a la hora de seleccionar candidatos, sino que son las competencias blandas o soft skills las que marcan la diferencia.

Ángeles Alcázar, vicepresidenta de la Asociación 50 Plus y socia directora del Observatorio Generación & Talento ha comenzado su intervención comentando que “en una empresa pueden coincidir hasta cinco generaciones”. Por ello, dice que tenemos que conocer qué les preocupa para poder gestionar esta diversidad y aprovechar el talento y conocimientos de cada uno.

Alcázar ha explicado las principales diferencias entre generaciones, afirmando que los baby boomers (nacidos entre 1949-1968) son los conocedores del know how de la compañía y quieren trasmitirlo a las nuevas generaciones, por tanto “esto hay que aprovecharlo” porque, además, tienen una gran visión de negocio.

En una empresa pueden coincidir hasta cinco generaciones

Ángeles Alcázar

La generación X (1969-1980) está mejor formada, son muy exigentes y aportan excelencia en el cumplimiento de objetivos, aunque temen a las nuevas generaciones. La generación Y (1981-1993) es individualista y está marcada por la inmediatez. Necesitan autonomía en el desempeño de su trabajo, flexibilidad y requieren seguir formándose e innovar.

La generación Z (1994-2010) destaca por la innovación y el emprendimiento, pero sobre todo busca la coherencia en los valores de las organizaciones.

Por su parte, Francisco Maeso Fernández, profesor titular de economía aplicada de la Universidad de Murcia, presentó los datos cuantitativos del estudio que analiza cómo se perciben las distintas generaciones y que se ha realizado en base a cuatro elementos: empoderamiento o capacidad de toma de decisiones en la empresa, flexibilidad psicológica o adaptación, comportamiento innovativo y compromiso social.

En este sentido, en base a una muestra de más de 4.000 personas, se ha observado que todas las generaciones afirman tener un alto nivel de empoderamiento, aunque los jóvenes creen que tienen menos capacidad de influir en la empresa.

Los baby boomers son los que tienen más flexibilidad psicológica, pero los jóvenes están más comprometidos con su trabajo a pesar de que no tienen un concepto de estabilidad.

Elena Cascante, presidenta de la Asociación 50 Plus y socia directora del Observatorio Generación & Talento, ha cerrado el acto destacando las fortaleza de cada generación y animando a dirección a impulsar un liderazgo integrador en las organizaciones.

El evento, que se ha celebrado en el salón de actos de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Murcia, ha contado con la asistencia de decenas de profesionales de los recursos humanos y estudiantes que han protagonizado un interesante debate sobre las oportunidades para los millennials que se incorporan al mundo laboral y las competencias que, actualmente, los Directores de Recursos Humanos demandan a los candidatos.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Si te ha gustado, compártelo en tus RRSS