Reunión Coronavirus (Foto Froet)

Froet destaca el carácter estratégico del sector, pide mayor coordinación territorial y reclama a la UE medidas que eviten bloqueos en el transporte transfronterizo

Algunos centros logísticos exigen a conductores guantes y mascarillas y les han prohibido bajar de camión.

Las empresas de transporte de la Región de Murcia están reforzando su actividad en los últimos días ante el crecimiento de la demanda de productos hortofrutícolas, tanto en España como en Europa, a consecuencia de la crisis del coronavirus.

El secretario general de la Federación Regional de Organizaciones y Empresas de Transporte de Murcia (Froet), Manuel Pérezcarro, recalcó que no hay riesgo de desabastecimiento en los comercios en lo que respecta a la logística, pues el sector tiene capacidad para absorber el aumento de pedidos, y explicó que la falta de productos en los lineales de los supermercados responde al incremento anormal de la demanda no a una falta de producto, que se está reponiendo con toda normalidad desde los centros logísticos.

En este sentido, subrayó la importancia del transporte como “sector estratégico” y puso en valor su compromiso social en momentos excepcionales como el actual reconociendo la labor que están llevando a cabo los conductores. “Los ciudadanos deben estar tranquilos porque somos un eslabón fuerte de la cadena, que ha demostrado en sucesivas situaciones de crisis su capacidad para superar la adversidad”, afirmó.

Así se lo han transmitido el presidente y el secretario general de Froet, Pedro Díaz y Manuel Pérezcarro, al consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, en la reunión de urgencia que se ha celebrado hoy en la sede de Froet, y que contó también con la asistencia de la directora general de Movilidad y Litoral, Marina Munuera.

Reunión Coronavirus (Foto Froet)

No obstante, el secretario general de Froet advirtió deben adoptarse ciertas medidas que permitan el desarrollo normal de la actividad sin entorpecimientos innecesarios, anticipando la información y estableciendo procedimientos normalizados en el caso de los conductores, sobre los equipos de protección y acceso a los mismos, la carga y descarga de los vehículos (especialmente en las zonas de cuarentena) o los documentos que ha de llevar para demostrar el cumplimiento de normas sanitarias, de forma que se mitigue el impacto de las restricciones que  se están adoptando en la cadena de suministro y los movimientos de carga conexos.

En relación con la circulación de las mercancías, se deben evitar bloqueos innecesarios como los derivados de las restricciones de tráfico en fines de semana sobre todo en las zonas en cuarentena.

Y es que, explicó Pérezcarro, el aumento de las medidas restrictivas “amplificará el impacto” en el transporte de mercancías. De hecho, según las primeras estimaciones de la organización internacional del transporte por carretera, IRU, en un escenario pesimista, la pérdida de ingresos alcanzaría los 60.000 millones de euros para los transportistas de mercancías y entre 5.000 y 7.000 millones para el transporte discrecional y turístico de viajeros de la UE.

Precisamente la IRU, ha realizado una petición a la Presidenta de la Comisión de la U.E. con una serie de propuestas encaminadas a evitar medidas unilaterales que creen bloqueos en el transporte transfronterizo.

GUANTES Y MASCARILLAS

Igualmente, Pérezcarro pidió a las Administraciones central y autonómicas “mayor coordinación territorial” a la hora de adoptar medidas, así como que se tenga en cuenta a los sectores estratégicos que van a estar “en primera línea” de acción. Así, desveló que los conductores se están encontrando con “problemas” en algunos centros logísticos debido a exigencias que no se han comunicado ni están dentro de los protocolos difundidos por las autoridades sanitarias, como el uso de guantes, mascarillas que no pueden adquirirse o impedir que el conductor baje de la cabina.

CAÍDA DE LA DEMANDA

El secretario general de Froet reconoció que existe una “preocupación importante” en el sector por la caída de la demanda del transporte con carácter general, tanto por el descenso de los pedidos, como por las medidas restrictivas que las autoridades puedan establecer para controlar la propagación del coronavirus y que conlleven una ralentización o paralización de la actividad económica.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Si te ha gustado, compártelo en tus RRSS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.