El coronavirus ha condicionado toda nuestra vida. A la hora de comprar y cocinar los alimentos nos entran dudas sobre si lo estaremos haciendo bien para no contagiarnos. Quédate tranquilo siguiendo nuestros consejos: por comer no lo vas a pillar.

El papel de los alimentos en la pandemia de coronavirus

Frente al coronavirus, muchas son las dudas y no tantas las certezas. A OCU nos llegan muchas consultas sobre la posibilidad de que los alimentos y su manipulación, tanto en la industria como en el comercio y en nuestras casas, sean fuente de transmisión del virus.

Planteamos cinco cuestiones para aclarar el papel de los alimentos en la pandemia, y respondemos siguiendo las recomendaciones de las autoridades españolas y europeas:

¿Puedo contagiarme al tocar alimentos que he comprado en un supermercado?

Hasta el momento no se conoce ningún contagio de coronavirus a través de alimentos ingeridos. Las autoridades alimentarias como la EFSA (European Food Safety Authority) y otros organismos han descartado que los alimentos sean trasmisores de este virus. La vía de entrada en nuestro cuerpo es más por aspiración que por ingestión, ya que las gotas entran por la nariz o se respiran por la boca y van al tracto respiratorio.

los alimentos elaborados industrialmente no son susceptibles de contener el virus. 

Ahora bien, podría ser que los alimentos, tanto frescos como envasados, fueran vehículo del virus por las gotas que se depositan sobre su superficie. El virus puede aguantar sobre papel o cartón 24 horas, mientras que sobre plástico o metal vive varios días a unos 20 ºC (a menor temperatura la supervivencia puede ser más alta).

Para evitar el contagio, lo más importante es:

Man washing chicken drumsticks under tap water in the kitchen

¿Pueden contaminarse los alimentos en la fábrica donde se elaboran si el personal está infectado y no lo sabe?

No, los alimentos elaborados industrialmente no son susceptibles de contener el virus. Incluso si alguno de los operarios implicados en su elaboración estuviese infectado sin saberlo, las prácticas higiénicas habituales que se siguen en las fábricas de alimentos para evitar microrganismos patógenos de todo tipo (virus, bacterias, mohos) son igualmente eficaces para prevenir la contaminación por coronavirus. Por ello, no hay que tener miedo a consumir alimentos ya elaborados.

Si la persona que nos atiende en la carnicería, frutería o pescadería está infectada y no lo sabe, ¿podrían ser los alimentos despachados transmisores de la enfermedad? ¿Para evitarlo deberían llevar mascarilla?

En principio, no hay ningún problema, se puede consumir sin temor la carne, el pescado y los productos frescos en general que hayan sido manipulados por el personal de los mercados y supermercados. Las medidas higiénicas que sirven para este virus son las mismas que habitualmente se han de seguir para evitar otras bacterias que podrían encontrarse en la carne cruda, el pescado o las verduras, e igualmente para combatir los patógenos que podrían llegar de los manipuladores o de las superficies de contacto, cuchillos, tablas, etc. Así pues, las normas higiénicas al despachar alimentos no han variado, ya que los alimentos siempre pueden ser un vehículo de enfermedades, pero en este caso en particular no parece que lo sean.

Respecto al personal de los supermercados y tiendas de alimentación en general, no hay normativa ni pasada ni reciente que obligue al uso de guantes y mascarillas, más allá de las recomendaciones que estos días se están dando para la población en general (en la industria alimentaria, por el contrario, sí se utilizan guantes y mascarillas de forma habitual).

Si vemos que los empleados llevan guantes y mascarilla nos puede dar la impresión de que la seguridad es mayor, pero de nada sirve si no se usan bien. Los guantes deben lavarse con frecuencia o usar gel desinfectante; como en las manos la suciedad molesta más, el lavado de manos es más frecuente que si están enguantadas, por ello, no suelen usarse guantes para manipular alimentos ni en cocinas ni en mercados. En realidad, mucho más peligroso que la manipulación del alimento es el contacto con los clientes porque el mayor riesgo de contagio es de persona a persona

En casa, ¿hay que tomar medidas especiales de cocinado o manipulación de alimentos para prevenir el contagio por COVID-19?

Con las medidas higiénicas habituales es suficienteLo más importante es:

  • Evita usar la misma tabla y los mismos cuchillos al manipular alimentos crudos y cocinados para evitar contaminaciones cruzadas.
  • Lavarse las manos cuando tocamos alimentos crudos.
  • Cocinar bien los alimentos. Si el virus ha llegado, habrá sido solo a la superficie y con 60 o 70 ºC muere. Por ejemplo, el interior de un filete no va a estar contaminado por coronavirus, con el cocinado normal de la superficie no hay mayor problema.

¿Se pueden consumir alimentos preparados con anterioridad por una persona que después ha sabido que estaba infectada?

Si tienes en casa comida preparada por una persona que ha dado positivo o que tiene síntomas de la COVID-19, no la tires. Lo que se debe hacer es calentarla muy bien antes de comerla, no vale con templarla un poquito en el plato. El frío no afecta mucho al virus, pero sí el calor, por lo que si calientas la comida hasta 60 o 70 ºC puedes estar tranquilo.

En el caso de las frutas y verduras que haya podido tocar y se vayan a consumir crudas, es mejor lavarlas bien con agua y jabón o agua con unas gotas de lejía.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Si te ha gustado, compártelo en tus RRSS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.