Siempre quise sentir lo que Pau Donés percibió el día que vio el mar desde la cama.

Despertarse en un hotel o en una casita en la playa y tener enfrente un ventanal que permita que el mar sea la primera imagen de la mañana, es una sensación intensa, silenciosa, llena de intimidad. Nadie puede arrebatarnos esos segundos entre el mar y tú. Puede que ese día haya que ir a Hacienda a pagar el IVA, que se te borren dos artículos que había que entregar con urgencia, que el coche tenga una rueda pinchada o que no recuerdes la contraseña de la tarjeta.

Bonita mañana, bonita ciudad/bonita mi cama. ¡Qué bien se ve el mar!. No hacía falta nada más. Ya estaba escrita la letra de la felicidad.

Cuando supe de Pau Donés y de Jarabe de Palo, me dijeron que el tipo provenía de la publicidad y, con cada canción, a través de cada disco, me fue cambiando la visión comercial que el autor le imponía a cada producción, por una imagen de tío sensible y auténtico, con amigos y seres queridos que estarían deseando verlo cada mañana, para que todo les pareciera bonito.

Pau Donés ya pertenece a la Chica de ayer, al Bulevar de los Sueños Rotos Veinte Veinte, donde ya tocan juntos Little Richard, Kenny Rogers y Luis Eduardo Aute.

Un año muy perro que ha vuelto a levantar del sitio de la vida a una persona llena de optimismo.

Una vez vino a la radio y no fue la mejor entrevista de mi vida. Pero fue un rato donde cayó el Agua de su canción en una Murcia con mucha sed y un dúo con LaMari de Chambao, que se llama Déjame vivir: Y volver a ser yo mismo/y que vuelvas a ser tú/libre como el aire. No sé cuántas veces programé Bonito en la escaleta del programa durante esos años. Creo que era la canción que llegaron a aborrecer todos los que habitaban “Estamos en el Aire” cada fin de semana de verano en COPE. Pero la canción me transmitía mucha energía y me empujaba a cuatro horas de felicidad con los oyentes, desde el universo naif de su letra y la media samba callejera de su compás.

Porque estaba claro que lo sencillo no es lo necio, que no hay que confundir valor y precio, como dice Serrat. Pau Donés defendió la alegría y yo me siento a su sombra, en el lado oscuro de esta tarde triste que terminará con una cicatriz nueva, para que mañana, frente al mar si es posible, todo vuelva a parecernos bonito.

La playlist de Pau

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Si te ha gustado, compártelo en tus RRSS
Artículo anterior10 Juegos de exterior para niños para montar el parque en casa
Artículo siguienteTras el juicio de las apariencias: El caso de José Antonio Rodríguez Vega, “El mataviejas”
Oché Cortés
OCHÉ CORTÉS ( Puertollano 1961/ qué sabe nadie) Oché Cortés pertenece a esa generación de caucho y zapatillas que recorría el ecosistema patrio cargado con un micrófono y la sólida formación de haber visto mucho No-Do y sesiones dobles de cine en su pueblo. Impregnado por la cultura de la época y con las referencias culturales de la Unidad de Destino en lo Universal, Vente a Alemania Pepe , los Chiripitifláuticos - Valentina una sardina, es un pelma el Capitán -, Los Invasores y las canciones de Pablo Abraira, éste manchego criado al borde del Mediterráneo, se empeña en convertirse en la oveja negra de la familia. Estudia Filología en la Universidad de Málaga, pero ejerce poco, porque la radio y el espectáculo le tiran desde el principio, lo que supone una nueva crisis hogareña, al actuar durante años como vocalista romántico de la Orquesta Bahía. En plenos 80 se alista en grupos universitarios y de teatro independiente, con los que interviene en musicales como Jesucristo Superstar, El Plauto , de Carlos Trías y obras como El Retablillo de D. Cristóbal , de F. García Lorca o El Circo Makarroni . En ese tiempo graba discos con más ilusión que el Fary en el Albert Hall. Desde entonces, Oché Cortés ha trabajado en la tele, tras 25 años en Cope y Cadena 100. Ha sido editorialista de EL TIRACHINAS, de José Antonio Abellán y guionista del programa EL DESPERTAROCK de ROCK&GOL. Durante 10 veranos dirigió ESTAMOS EN EL AIRE, programa de las vacaciones de la COPE y el despertador AL ALBA . Tras su paso por la Televisón Autonómica de Murcia y programas como “Noché Cortés”, “El tiempo vivido”, “La separata” y “Guitarreros”, canta durante los últimos años con artistas de los 70 en su programa de televisión EL TIEMPO VIVIDO : Helena Bianco, Tony Ronald, Juan Bau, Danny Daniel, Pablo Abraira, Micky, Paco Pastor, de FórmulaV, Lorenzo Santamaría, Moncho o Elsa Baeza. Amigo desde los 90 de Maribel LLaudes, Karina, ha cantado con ella en muchos lugares de España y Cuba, donde​ compartieron escenario con Compay Segundo. Sus directos se llaman OCHENTEROS y CIUDAD CANALLA, pura diversión musical y CROONER, un repaso a la canción del juglar urbano desde que Sinatra se las tomaba en Las Vegas. Su último disco tiene nombre de BOLERO y ambiente de local lleno de humo y poesía, ingredientes necesarios para que la canción se vuelva emoción y latido. Tras publicar “Puerta Purchena”, un primer libro de artículos periodísticos, nacen en 2012 “Las aventuras de Quique Pirípi y su abuelo El Renegado”. En 2017 publica nuevas historias en “La niña furiosa y los cuentos que nunca te dije”. Y en 2019, “Cuando éramos horteras.Crónica sentimental de los 70”, donde encontrarás sin duda al escritor más espontáneo, junto con un niño que quiso asomarse a la vida para verlo todo con la oreja pegada a un transistor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.