Este año, el verano sí es de los pueblos. La pandemia les ha devuelto a los pueblos su puesto de honor como destino de vacaciones, con más éxito que las campañas de grandes marcas en años anteriores adoptando pueblos o buscando cuál era el pueblo con más encanto.

Este es un verano diferente para casi todos. La gran mayoría de los que tenían en mente unas vacaciones más allá de nuestras fronteras han cancelado y pospuesto sus viajes bien por precaución, bien por obligación. Los que han sido previsores han podido encontrar los alojamientos más deseados en nuestro país con todos los requisitos por un precio asequible. Luego estamos los que no lo teníamos tan claro y hemos esperado a ver cómo terminaba el confinamiento para decidirnos y al final, si no queríamos gastarnos más allá del presupuesto que teníamos para el verano, hemos optado por pasar más tiempo en el pueblo o en las segundas residencias propias o de familiares.

Este año los pueblos y segundas residencias en localidades costeras han ganado el protagonismo veraniego ya que, al prescindir de las vacaciones en otras localizaciones, estamos alargando nuestra estancia en ellos.

Por otro lado, también hay muchas personas que, aún sin vacaciones, se encuentran teletrabajando debido a la situación actual y deciden trasladar su residencia para al menos disfrutar de ese deseado cambio de aires.

Y es en este momento cuando echamos en falta el disponer de internet en nuestra segunda residencia. El resto de años, para visitas de vacaciones más cortas hemos optado por los datos móviles para ver alguna serie o bien prescindir de estar conectados y salir más y disfrutar de la vida y de las actividades festivas de los pueblos. Sin embargo, este año, en este verano en el que las actividades y festividades están canceladas por cuestiones sanitarias, los planes se vuelven más caseros y los megas de nuestro móvil se nos quedan cortos para ver películas y las series que nos gustan. En cuanto a los que teletrabajamos, ahí ya se vuelve imprescindible tener una buena conexión a internet si la estancia en el pueblo va a ser relativamente larga.

Hasta ahora no nos planteábamos contratar estos servicios por su elevado coste para una segunda residencia, pero este verano los grandes operadores como Movistar, Orange y Vodafone nos facilitan que podamos disfrutar de nuestros pueblos con datos con cuotas más que asequibles. De esta forma podemos encontrar para los clientes de las diferentes compañías tarifas adicionales a las contratadas que dan cobertura a las segundas residencias o las estancias de vacaciones:

En el caso de Movistar, para los clientes de Fusión, pueden optar por fibra o Adsl a un precio especial dependiendo del pack que tengamos contratado, con un router Smart Wifi gratuito, línea fija con cuota de línea incluida y sin compromiso de permanencia.

Los clientes de Vodafone One pueden disfrutar de datos ilimitados en la segunda residencia a través de su red móvil gracias a su router 4G autoinstalable por sólo 25€/mes.

En cuanto a Orange, ofrece el servicio exclusivo para clientes Love, que consiste en una línea adicional fija con acceso a internet + línea de voz para realizar llamadas.

Y si no eres cliente de ninguna de estas compañías puedes encontrar interesantes ofertas en los nuevos operadores como Lowi, Pepephone, Virgin, …

 Lo importante es que tengas en cuenta antes de contratar cuáles son tus necesidades y el uso que le vas a dar para poder elegir la mejor opción entre las diferentes tarifas y dispositivos:

  • Si vas a estar de vacaciones pocos días o si por el contrario vas a pasar todo el verano en el mismo domicilio.
  • Si tus vacaciones van a ser en diferentes lugares y/o fechas o si tu residencia vacacional no es propia.
  • Si vas a hacer un uso intensivo de internet conectándote desde diferentes dispositivos a la vez.
  • La conectividad de la zona en la que vas a estar y la velocidad que vas a necesitar.

Responder a estas cuestiones te ayudará a decidir si tus necesidades quedarán cubiertas haciendo Tethering con una tarifa de datos ilimitada, usando un módem 4G, las tarifas de segunda residencia o bien contratando fibra óptica sin permanencia.

Ahora más que nunca, además de disfrutar de aire libre y más puro, noches más frescas, paseos por el campo o baños en el mar, en nuestros pueblos también podremos estar conectados.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Si te ha gustado, compártelo en tus RRSS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.